¿CUAL ES EL SECRETO MASÓNICO?


El G.OD.F. no es una sociedad secreta sino una institución discreta. En efecto a lo largo de nuestra historia no han faltado los detractores, las persecuciones de las que fuimos objeto durante la segunda guerra mundial son una prueba indiscutible.

Continuar leyendo

Imprimir

¿HAY QUE CREER EN DIOS?

Para el Gran Oriente de Francia no es impedimento creer o no hacerlo. Nuestra lealtad es para con nuestra divisa (Libertad, Igualdad, Fraternidad), y como tal, es una obediencia laica que garantiza a todos sus miembros la libertad absoluta de conciencia.

Continuar leyendo

Imprimir

¿Somos una "secta"?

La Masonería del Gran Oriente de Francia es lo contrario de una secta:

Nuestra Obediencia se regula por una Constitución y un Reglamento General que tienen por objeto proporcionar a sus miembros la libertad absoluta de conciencia, el pleno respeto por los demás y el funcionamiento más democrático de nuestras estructuras, que no autoriza el ejercicio de un cargo más allá de tres años consecutivos.

Carecemos de "gurú" alguno o Palabra revelada.

Ciertamente no entra todo el mundo que lo desea y quien quiere dejarnos lo hace sin restricciones de ningún tipo. En otras palabras: una puerta pequeña para entrar y grande para salir.

 

Al respecto, Amando Hurtado comenta: "El empeño que ponen algunos en presentar a la Orden Masónica como “secta” solo manifiesta una intencionalidad malvada, ya que existe un criterio muy simple para despreciar semejante calificación, aplicada a una institución apolítica, adogmática e irreligiosa, con vocación filosófica y humanitaria universal, cuyas normas constitucionales están al alcance de quienes desean conocerlas y en las que se descarta, sin excepción, toda discriminación por motivos religiosos, políticos, raciales, socio-económicos, etc. Por otra parte, los pocos casos de conductas personales de los masones que puedan constituir motivo de escándalo suelen ser subrayados, destacando discriminatoriamente la conexión personal del incriminado con la Orden (aunque a menudo se trate de ex miembros de la misma). Es muy fácil comprobar que cualquiera de los grupos activos conectados con las religiones positivas (que, en su origen, fueron siempre consideradas “sectas”), con los partidos políticos, etc., ofrecen hoy, y han ofrecido a través de la Historia, un número de ejemplos escandalosos desorbitadamente superior al que se ha intentado atribuir a la Orden durante sus trescientos años de existencia. Pobre argumento es éste para desvirtuar una realidad muy distinta, repleta de comportamientos ejemplares y de generosas aportaciones a la sociedad."

Imprimir

Funcionamiento básico del G.O.D.F.

Las Logias, los rituales, los poderes judiciales, legislativos, ejecutivos, el trabajo, las filiales... El G.O.D.F. es también una estructura democrática bien lubricada como garantía de la perennidad de su acción.

El G.O.D.F. no es una asociación compuesta de miembros, sino una federación de Logias. Estos son la base del vínculo asociativo entre los hermanos, que encuentran regularidad y reconocimiento.

De hecho, son ellas las que otorgan la Iniciación, recogen la capitaciones, y sirven como mediadoras entre la estructura administrativa y el individuo. Ellas constituyen la célula fundamental del poder, ejercido en el principio básico de "una Logia, un voto".

Puesto que en el G.O.D.F. la Logia Azul, el taller, con sus aprendices, sus compañeros y maestros sigue siendo la fuente, si no la sede de la soberanía, del pensamiento de la inmensa mayoría de los hermanos, la obediencia existe, en resumen, sólo a partir de una delegación de poderes, más o menos importante y revocable según los casos.

Y es en el interior de esta célula donde se goza de autentica autonomía, en donde cada uno ejerce su libertad y su poder, sobre bases igualitarias. Es por eso que a veces se habla de un masón libre en una logia libre.

La fórmula es probablemente excesiva: además del prestigio de sus elegidos, la obediencia tiene considerables poderes administrativos y, aún más importante, su función reguladora en todos los asuntos que afecten a la creación o cierre de logias y los rituales es considerable.

Sin embargo, es cierto que el G.O.D.F., aun teniendo una estructura unitaria y centralizada, no existe más que por y para sus Logias y que a pesar de las antiguas fórmulas pomposas y ceremoniales, que algunos entienden como signos jerárquicos y rígidos, funciona más como una democracia directa.

 

.·.

Imprimir

Compromiso Social

El compromiso social que despliega de modo público y abierto el GODF sería motivo de expulsión de cualquier masón de obediencia inglesa.

 

El GODF, como asociación lícita que es, actúa a cara descubierta en defensa de posturas progresistas que cree justas. Así, por ejemplo, en la redacción de la Constitución Europea, el GODF fue una institución colaboradora que se comprometió públicamente en contra del articulado que pretendía imponer un modelo de Europa cristiana para defender un modelo de Europa humanista y con valores universales.

Es una organización no partidista pero absolutamente comprometida con el mundo en el que vivimos, tomando postura pública sobre lo que acontece y sobre las necesidades de los sectores sociales más necesitados, marginados u olvidados.

.·.

Imprimir