Skip to main content

Origen del G.O.D.F.

Origen del G.O.D.F.

La historia de la francmasonería habría comenzado el 24 de junio de 1717 en Inglaterra, con la reunión de 4 logias londinenses, herederas de una protomasonería ya bien implantada en el naciente Reino Unido desde finales del siglo XVI, especialmente en Escocia.

Es con Saint Thomas au Louis d´Argent, logia parisina creada en 1725 y que reunió a exiliados ingleses jacobitas (estuardistas), como se implanta la francmasonería en Francia. Se emancipó de sus raíces inglesas en 1738 con su primer Gran Maestro francés, el duque de Antin, seguido por su tío abuelo Luis de Borbón-Condé, que le sucederá en 1743 hasta su muerte en 1771.

Después el duque de Montmorency Luxembourg reorganiza la Orden en profundidad. Esta, en 1773, bajo la gran maestría de Luis-Felipe-José de Orleans (futuro Felipe Igualdad), se convirtió en Gran Oriente de Francia por una gran fusión de la primera Gran Logia nacional y de la Logia Madre Escocesa.

Primera medida destacable: Contrariamente a los usos vigentes en la época, el cargo de Venerable Maestro de la Logia (presidente) deja de ser vitalicio o hereditariamente transmisible como lo eran los cargos en el Antiguo Régimen, que se obtiene mediante elección democrática.
Nace el Gran Oriente. Se dota de un órgano legislativo democrático (la palabra, asombrosa para la época, es de Montmorency-Luxembourg): Cada logia es representada por un delegado en la Asamblea General anual, el Convent. Un dispositivo verdaderamente revolucionario que señala la separación de poderes (ejecutivo y legislativo) y perdura casi dos siglos y medio, tras haber inspirado el modelo de organización política de la República.